UA-53020717-1
"Yunus enseño al mundo que los pobres eran financiables, nosotros que son autofinanciables"

28 mar. 2015

La personalidad financiera del Filántropo o ayudador


Por: Salomón Raydán

Estas personas, siempre dispuestas a tender una mano, pueden ocultar detrás de tanta amabilidad un juego de manipulación y captación de fidelidades.
Desde hace algunos años he venido trabajando sobre lo que ahora se conoce como Economía Emocional o también Behavioral Finance, cuyos orígenes se encuentran en el premio nobel de economía Daniel Kahneman.  Mi interés en este tema se centra en buscar conectar lo que llamo "la visión del dinero" y su relación con la pobreza económica.
Se trata, por supuesto, solo de una tipología (entre otras igualmente válidas), que a mi juicio ha sido suficientemente estudiada como para tomarla de base para establecer esa relación emoción-dinero-pobreza.

No existen personalidades ni buenas, ni malas ni puras. Todos tenemos una mezcla de características que se presentan en distintos perfiles, pero hay rasgos particulares muy presentes en nuestra manera de ser y actuar. Existen también niveles más o menos relevantes, es decir, algunos rasgos de estas personalidades están presentes con mayor o menor fuerza, dependiendo de nuestra capacidad de reconocerlos y controlarlos. 
La característica básica del  altruista o ayudador es su necesidad compulsiva de ayudar a los demás, como un mecanismo para la obtención de cariño y reconocimiento. Son generalmente personas con una fuerte necesidad de amor y aprobación.
Son individuos que se perciben a sí mismos como generosos, empáticos, amables y disponibles para los demás; sin embargo, pueden ocultar detrás de esa supuesta generosidad un juego de manipulación y captación de fidelidades.
Algunos consideran que esta tendencia a socorrer o ayudar nace de un mensaje inconsciente que remarca que "no está bien tener necesidades propias" y por lo tanto las necesidades importantes son las del otro.
Aunque les atrae el poder y el éxito, no siempre los ejercen ellos directamente. Saben moverse muy bien como asistentes de gente con poder y exitosa y muchas veces juegan el rol de "asistentes perfectos", porque están muy pendientes de las necesidades del jefe, sus clientes, amigos, familiares y aliados. 
En cuanto a su relación con el dinero, en general, no están muy interesados en las finanzas y desarrollan una fuerte tendencia a usarlo para cubrir necesidades de los demás, especialmente de sus familiares y amigos, hasta el punto que llegan a crear fuertes lazos de dependencia. 
Algunos pueden llegar a asumir sacrificios financieros para promover el éxito de otros, pero no siempre guiados por impulsos de generosidad, sino más bien por un sentimiento de obligación o necesidad de ser apreciado.   
No son particularmente ahorrativos y, como hemos señalado, tienden a gastar inclusive más de lo que pueden, para ayudar a otros, especialmente a familiares o amigos cercanos. Suelen, por ejemplo, dar ayudas o préstamos económicos, pero prefieren que la gente esté agradecida y retorne los favores desde el punto de vista emocional (cariño, atención) más que desde el económico.
 
¿Te gusto esta entrada?. Compártela. Coméntala

No hay comentarios: