UA-53020717-1
"Yunus enseño al mundo que los pobres eran financiables, nosotros que son autofinanciables"

28 jun. 2014

El seguro y los sectores populares





Por Salomón Raydán
La emoción asociada al miedo está muy ligada al tema del dinero. Es sorprendente constatar cómo gran cantidad de personas -con fortunas o sin ellas-, se guían por el temor más que por cualquier otra emoción. El temor a no poder satisfacer las necesidades económicas viene a ser una de las mayores preocupaciones de los individuos en la sociedad actual, asimismo la incertidumbre es una condición humana que destaca en la sociedad del siglo XXI. Para casi todos, el actuar económico está determinado por ese miedo. Así, por ejemplo, el ahorro en la gran mayoría de los casos, se produce como un medio de protección frente a eventualidades, más que como un instrumento para generar riqueza económica. Queremos resaltar en esta entrega, la pérdida de oportunidades económicas que se produce con el miedo. La verdad es que tanto la sociedad en su conjunto como las personas individualmente si quieren ser más eficientes en el uso de sus recursos financieros, deben esforzarse por disminuir el temor y la incertidumbre que acompaña el actuar económico, de manera tal que muchos recursos actualmente utilizados por los individuos como fuente de protección, puedan ser utilizados en un sentido más positivo, hacia la generación de riqueza económica.

Dos productos predominantes han generado las sociedades para amainar esta sensación. El primero de ellos está constituido por los llamados sistemas de protección social, mediante los cuales la sociedad trata de garantizar a sus miembros, independientemente de su actuar económico, maneras de satisfacer al menos las necesidades más básicas. El segundo producto busca disminuir los riesgos mediante la adquisición de pólizas que nos protegen frente a posibles eventualidades. Esto lo conocemos comúnmente como “seguros”.
En los sectores populares donde trabajamos con los Bankomunales, el miedo es un factor de gran importancia y determinante del actuar económico. Parte importante del esfuerzo económico se dirige a satisfacer esa necesidad de protección, por ello, políticas que tiendan a disminuir esta sensación de desprotección, encuentran apoyo en los sectores populares.
Pese a esto, el sector asegurador o de seguros ha hecho poco por desarrollar productos que tiendan a satisfacer esta inmensa necesidad de la población. En Venezuela la innovación en estas áreas ha sido muy tímida, verdaderamente lamentable. Así como la banca venezolana ha tenido un atraso de por lo menos dos décadas en el desarrollo de productos micro financieros, las empresas de seguros han sido igualmente lentas en desarrollar productos y servicios que puedan ayudar a disminuir los riesgos en los sectores populares. No obstante el volumen del mercado, los servicios de micro seguros se han limitado a iniciativas muy pequeñas en algunas ciudades como Caracas.
No pretendemos afirmar que alcanzar esos mercados con productos sostenibles y de calidad sea un asunto sencillo, pero sin lugar a dudas el sector de los seguros, ha sido especialmente lento para la innovación en estas áreas. Recuerdo que hace ya algunos años me invitaron a exponer en un foro sobre innovaciones financieras y mientras algunos de los invitados hablábamos de financiamiento alternativo, de productos de inversión para los sectores populares, de modelos de garantías recíprocas, de micro seguros, etcétera, los asistentes por la banca y los seguros identificaron como producto verdaderamente innovador, un modelo para el financiamiento y seguro de vehículos, que de innovador no tenía ni el nombre.
Eso sucedió ya hace casi 10 años y la verdad es que aparte de algunos intentos de baja cobertura, la banca y los seguros, siguen desatendiendo ampliamente los sectores populares. Medidas como la obligatoriedad de la cartera micro financiera, como ya lo habíamos previsto en su momento, poco han contribuido en este sentido, pues si bien en términos absolutos las cifras muestran crecimiento, muchos sabemos que ese aumento se ha debido a una restructuración de la cartera, más que a una verdadera ampliación de la cobertura. Solo ahora, bastante tiempo después, la banca comienza a innovar en estas áreas.

No hay comentarios: